Lograr proyectar la imagen que queremos tengan los demás de nosotros, es la clave del branding personal.

Hay que tener en cuenta que aunque en nuestras vidas en los mundos reales y virtuales son prácticamente duplicados o paralelos, lo cierto es que no son similares en absoluto. Cada uno tiene sus normas, lenguaje y ‘leyes de funcionamiento’.

Ya desde la antigüedad Platón diferenciaba entre dos mundos distintos, uno que podíamos percibir mediante los sentidos, es decir, ver, oír, tocar…etc, que conforma el mundo material, y otro mundo inteligible donde moran las ideas con las que construimos nuestra realidad personal, que conforma el llamado mundo de las ideas. 

Es precisamente este mundo de las ideas el único que es real según Platón, y el material, dependiente de nuestros siempre limitados y sesgados sentidos, es entendido por el filósofo griego como una mera copia aparente del primero.

Llegados a este punto, cabría poder saber qué creería Platón de nuestra dicotomía actual del mundo; material y digital. ¿Cuál sería el real ante nuestra premisa existencial presente?.

¿Es más real el mundo material o lo es el virtual o digital?. Y es más; ¿deberíamos realizar un personal branding distinto en nuestro mundo material y otro en el digital?.

Los expertos señalan que en ambos mundos debemos seguir criterios parecidos; como decir la verdad, ser creíbles, dar nuestra mejor versión, utilizar el lenguaje correcto y no complicar nunca los mensajes que hablan sobre nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.